Prevención y tratamiento de la violencia de género con profesionales

Prevención y tratamiento de la violencia de género con profesionales

La violencia de género es una lacra social que debemos exterminar sin tapujo alguno. Podemos tender a pensar que este delito es imposible de prevenir pero, ¿existen realmente medidas para advertir que puede llegar a darse tal situación? En todos los casos no es así pero, en gran parte de ellos, podemos trabajar evitando situaciones que pueden llegar a desembocar en violencia de género.

¿Qué es la violencia de género?

Según la Real Academia de la Lengua Española (RAE), definimos como violencia de género: ‘Violencia física o psicológica cometida contra una mujer que es o ha sido esposa del agresor o está o estuvo ligada a él por una análoga relación de afectividad, aun sin convivencia, que se comete como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres’.

¿Cómo se puede prevenir la violencia de género?

Incrementar el conocimiento siempre será la mayor medida de prevención contra la violencia de género, sobre todo en el caso de los adolescentes que aún se encuentra en proceso de desarrollo personal y no son capaces, por sí mismos, de contar con las herramientas necesarias para detectar las conductas que pueden derivar en la sucesión de este delito. 

Es importante prevenir desde la educación temprana en igualdad, así como contar con las políticas necesarias para una educación real. Igualmente, en el caso de las personas de generaciones mayores, también el conocimiento juega un papel fundamental en la prevención, dado que el ancestral patriarcado está instaurado, en mayor medida, en las franjas de edades superiores. 

Igualmente, es importante educar en la ruptura, en la capacidad de adaptación, en el autocontrol emocional, en la erradicación de los celos, en la capacidad de crítica y en preservar nuestra intimidad. Y, por supuesto, cualquier pareja ha de fundamentar su relación en el diálogo como herramienta para la comunicación, pilar fundamental del respeto y la libertad.

¿Qué hechos pueden advertirnos de un posible caso futuro de violencia de género?

Existen una serie de hechos que pueden llegar a desembocar en violencia de género, algo que debemos prevenir a la mayor brevedad posible para que esto no suceda. Nos referimos a situaciones en las que:

Ante cualquier situación de este tipo (violencia psicológica, ambiental, sexual o socio-económica), o si advertimos que nos encontramos en una relación tóxica, es fundamental acudir a un profesional para poder reconducir la situación o abandonarla antes de que estalle un episodio de violencia o abuso. El papel del psicólogo en estos casos es esencial y puede resultar imprescindible para evitar que la situación se agrave.  

¿Cuál es el tratamiento ante un caso de violencia de género?

¿Cómo se puede prevenir la violencia de género

El tratamiento pasa, necesariamente, por una terapia para la violencia de género que incluya la intervención de un psicólogo especializado. La violencia de género tiene consecuencias psicológicas que afectan al bienestar y a la vida diaria de las mujeres, como son las secuelas emocionales y afectivas, las secuelas cognitivas y las conductuales. Un especialista podrá ayudar a la víctima a comprender la situación, reconocer su estado de ánimo, recuperar el estado emocional y encontrar la motivación para seguir adelante, en terapias tanto individuales como grupales que permitan al paciente estar en contacto con otras víctimas que hayan sufrido la misma situación. 

También es de vital importancia el apoyo de la nueva situación familiar, sobre todo si existen hijos, los cuales también necesitarán desarrollar este tipo de terapias para que entiendan que la conducta violenta nunca es una opción a seguir. 

Asimismo, otro punto importante en el tratamiento es la reinserción laboral así como contar con los instrumentos de socialización necesarios para que la víctima pueda evitar que se reproduzcan situaciones de subordinación en el futuro. Es importante tener en cuenta que la violencia contra la pareja puede llegar a ser crónica, si no hay tratamiento de por medio.

Por último, no debemos olvidar la necesaria orientación jurídica para poder obtener sistemas de protección e iniciar las denuncias necesarias de manera inmediata, así como acogerse a los programas de ayuda urgente a mujeres víctimas de maltrato o violencia machista. Y, por supuesto, que la víctima se sienta acompañada en todo momento. Recuerda siempre: Si tu vida corre peligro, llama al 016 o al 112 si te encuentras en situación de emergencia. 

Si sientes que te encuentras en algunas de las situaciones previamente mencionadas, no dudes en contactar con la ayuda de un psicólogo especializado en materia de violencia de género para poder erradicar esta situación de inmediato. En Aila Psicología somos expertos en este tipo de terapias, que ofrecemos de manera presencial Online y también en formato online. No dudes en llamarnos, te tenderemos nuestra mano para que puedas volver a tomar las riendas de tu vida de inmediato. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − 8 =

Scroll al inicio
¿Necesitas ayuda?