Qué tipos de abusos existen

¿Qué tipos de abusos existen?

¿Qué es un abuso? ¿Qué tipos de abusos existen? ¿Podemos prevenirlos? Seguramente, ante estas preguntas, desconocemos la pregunta correcta pero: ¡estás de enhorabuena! En este post vamos a explicarte todo lo que necesitas saber para que puedas identificarlos y, ante todo, prevenirlos.

¿Qué es un abuso?

La Real Academia de la Lengua Española define como abuso la acción y efecto de abusar, entendido como hacer uso excesivo, injusto o indebido de algo o de alguien en beneficio propio o ajeno. Por tanto, alguien que de manera física o emocional sobrepasa los límites establecidos, ya sea de manera legal, ética o moral, que una persona pueda soportar está cometiendo un abuso. Más aún si ese acto o palabra va en detrimento de esa persona o es perjudicial para ésta. 

¿Qué tipos de abusos existen?

La mayor parte de las veces tendemos a identificar abuso con actuaciones físicas, bien sean sexuales o agresivas, pero olvidamos que un abuso también puede ser emocional, de poder, laboral o incluso económico. A continuación, os mostramos los tipos de abusos que existen y sus especificaciones:

Nos referimos tanto a violencia física como agresión o maltrato físico donde media la violencia corporal entre dos personas, sin importar el género, la edad o la condición. 

El abuso sexual se trata de un delito consistente en la realización de actos que atentan contra la libertad sexual de una persona donde no tiene que mediar la violencia. Si, además, existe violencia o intimidación, es agresión sexual. Y, si es aún más grave, nos referimos a una violación.

En este caso, el abuso se realiza de manera psicológica, utilizando la palabra. Puede darse acoso psicológico, manipulación emocional o control emocional.

Este tipo de abuso hace referencia a la autoridad, utilizando por tanto la superioridad como medio del abuso. Puede ser un abuso de autoridad, de confianza o de confidencialidad.

En las relaciones familiares existen diversos tipos de abuso, diferenciados en: violencia de género, si el abuso es violencia física o psicológica del hombre sobre la mujer; violencia doméstica, ejercida entre parejas homosexuales, de la mujer sobre el hombre, o hacia padres, hermanos, descendientes o cualquier persona vulnerable que conviva con el autor. 

Nos referimos al abuso hacia un menor de edad, promovido por negligencia, abandono o abuso sexual infantil.

En este caso, hablamos de acoso laboral, abuso de poder, discriminación laboral.

Aquel que se ejerce sobre una persona que tenga dependencia económica de otra. 

Consistente en engañar o perjudicar a alguien que le da crédito. Puede darse motivado por la inexperiencia o el afecto hacia esa persona.

En este caso, nos referimos al ejercicio de un derecho en sentido contrario a su finalidad.

¿Cómo podemos prevenir o detectar un abuso?

Qué es un abuso

El abuso no distingue de edades, fronteras, ni épocas. Su prevención es fundamental para erradicarlo a la mayor brevedad posible, además de una formación previa para así evitar que suceda. 

Es importante diferenciar la edad de la persona que sufre el abuso para tomar unas u otras medidas de prevención. En el caso de un niño, es el padre o docente el encargado de trabajar en su prevención y detectarlo en el caso de que suceda, ya que el niño no posee, en la mayor parte de las situaciones, las herramientas para poder descubrirlo.

Por su parte, en el caso de un adulto, es muy importante la formación previa para saber detectarlo a tiempo, sobre todo en el caso de abusos que no implican la violencia física y se centran más en violencia emocional. Recordemos siempre que el mayor pilar ante un abuso es la formación de la persona y tener la libertad plena para poder pedir ayuda. No olvidemos que el abusador siempre va a jugar con la debilidad de la persona y su aislamiento de la sociedad para que el abuso no cese. 

En Aila Psicología somos expertos en terapia psicológica para cualquier persona que haya sufrido abusos, ya sean niños, adolescentes o adultos. En nuestro centro, ubicado en Fuengirola, te aportaremos todas las técnicas necesarias para saber prevenirlo y, en caso de que ya se haya producido, para que sus consecuencias se minimicen al máximo y erradicarlo a la mayor brevedad posible. Confía siempre en psicólogos especialistas en cada materia para obtener el mejor resultado y vivir una vida plena. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba
¿Necesitas ayuda?