¿Cómo ayudar a una persona con depresión

¿Cómo ayudar a una persona con depresión?

La vida es como una montaña rusa. A veces estamos en lo más alto y otras podemos caer a lo más bajo sin saber cómo salir de ahí. Es normal. De hecho, la depresión es uno de los problemas de salud mental más comunes. Según datos de la OMS afecta al 5% de los adultos en todo el mundo. Por eso, es probable que tengas algún conocido que padezca esta enfermedad y seguro que en más de una ocasión te has preguntado cómo ayudar a una persona con depresión.

Síntomas y tipos de depresión

Detectar la depresión no es fácil. Hay personas que no saben que la tienen, otras que creen que sí, aunque en realidad no, otras que lo confunden con emociones como la tristeza, etc. Sin embargo, la realidad es que la depresión es mucho más que tristeza.

La depresión es un trastorno mental serio. Sin embargo, está normalizado socialmente escuchar frases como “estoy depre”. 

Como psicólogos expertos en depresión, estrés y ansiedad, el primer consejo que podemos dar es no banalizar la enfermedad, tomarla con precaución y rodearte de especialistas que puedan ayudarte. Y es que la depresión tiene cura y existen tratamientos eficaces, pero en los casos más graves también puede llevar al suicidio

De hecho, en ocasiones hay obstáculos para tratar la depresión si no se recurre a un especialista. En primer lugar, como decíamos anteriormente, es habitual que la depresión no se diagnostique correctamente y que haya casos diagnosticados con depresión cuando en realidad tienen otro tipo de problema. 

En la misma línea, a pesar de existir tratamientos eficaces, la OMS denuncia que en los países de ingresos bajos y medianos el 75% de las personas con depresión no recibe tratamiento.

Desde Aila siempre ponemos mucho énfasis en que los trastornos mentales dependen mucho de cada persona, su carácter, su entorno, e incluso su genética. En cualquier caso, sí que hay ciertos síntomas que nos pueden ayudar a detectar la depresión, aunque siempre es menester que sea un experto quien realice el diagnóstico. 

Así, los principales síntomas de la depresión son: 

  • Un estado de ánimo deprimido. Sentir tristeza, irritabilidad, etc. 
  • Perder el interés 
  • No ser capaz de disfrutar de las cosas, de las actividades, etc. 
  • Dificultad para concentrarse
  • Sentimiento de culpa en exceso
  • Autoestima baja
  • Poca o ninguna esperanza en el futuro
  • Problemas para dormir
  • Cambio de peso o en el apetito
  • Sensación de cansancio 
  • Falta de energía
  • Pensamientos de muerte o suicidio

Todos estos síntomas no tienen un impacto únicamente a nivel personal, sino que dificultan el día a día de la persona ya que los síntomas de la depresión acaban por afectar también a su trabajo, sus relaciones sociales, etc. 

Existen múltiples formas de tipificar la depresión en función de la gravedad (leve, moderada, grave), en función del número de episodios, de la intensidad de los síntomas o también en base a la repercusión que provoca la depresión en el funcionamiento de la persona. 

 

Así, podemos hablar de trastorno depresivo de un solo episodio, trastorno depresivo recurrente, trastorno bipolar, etc.

¿A quién pedir ayuda en caso de depresión?

Existe mucho estigma social entorno a la depresión, por eso muchas veces las personas que la padecen no quieren hablar de ello. Sin embargo, si detectas que una persona de tu entorno tiene depresión o te lo dice y no sabes cómo pedir ayuda lo más recomendable sería consultar con psicólogos especialistas, pero no lo hagas sin consultarle. 

Una persona con depresión tiene una enfermedad, pero la mejor forma de ayudar no es obligarle a hacer lo que no quiere. De hecho, ayudar a una persona con depresión puede ser especialmente complicado cuando no quiere ayuda, no tiene esperanza ni motivación para buscar tratamiento. 

En estos casos, lo más recomendable, en primer lugar, es hacer lo que estás haciendo ahora mismo: buscar información por tu cuenta para saber cómo ayudar a personas con depresión. En segundo lugar, estos son algunos consejos para motivarle a cambiar y pedir ayuda: 

Actividades para ayudar a una persona con depresión

Uno de los consejos más sencillos y simples que podemos dar a alguien con depresión es pedirle que se arregle, que se ponga guapo. Vernos mejor, aunque parezca una tontería, nos hace sentirnos mejor.

Por otra parte, también hay muchas actividades del día a día que nos pueden servir para ayudar a una persona con depresión:

Existen muchas actividades, no importa cuál elijas, lo más importante es hacer algo que le guste y con lo que se sienta bien.

Cómo ayudar a tu pareja con depresión

Cómo ayudar a tu pareja con depresión

Saber que un familiar sufre depresión también nos puede generar sufrimiento. Al fin y al cabo, queremos que las personas a las que queremos sean felices y se encuentren bien. Y precisamente por eso mucha gente con familiares o amigos cercanos con depresión se pregunta cómo ayudar a una persona con depresión. 

La realidad es que no existen un método o estrategia para ayudar a una persona con estado depresivo. Depende de muchos factores, pero hay algunas cosas que siempre podemos hacer: 

  • Recordar que tu pareja te necesita más que nunca. 
  • Escucharle, pero escucharle de verdad, sin juzgar, sin aconsejar, sin darle soluciones. Solo quiere que le escuches. 
  • Aunque lo hagas con buena intención, evita expresiones como “tranquilízate” o “intenta animarte”.
  • Asume que tu pareja tiene una enfermedad y ponte en su lugar. 
  • Sé paciente y comprensivo. La depresión no se cura en dos días, piensa a largo plazo. 
  • Hazle compañía. 
  • Alivia toda la presión que puedas desde un punto de vista personal, doméstico o incluso laboral si está en tu mano. 

Cómo ayudar a un hijo con depresión

Para ayudar a un hijo con depresión, todos los consejos mencionados son útiles. Sin embargo, si tu hijo es menor o adolescente, es importante estar muy atento porque la adolescencia es un momento muy complejo y los niños a veces no tienen los recursos, las habilidades y la capacidad mental para gestionar sus emociones. Tu ayuda será más importante que nunca. 

Un aspecto esencial para ayudar a un hijo con depresión es ayudarle a llevar una buena salud: que coma sano, que duerma lo suficiente, que haga ejercicio, que se relacione con el resto de familiares o con sus amigos, etc.

Por otra parte, si tu hijo sufre depresión, pon un límite al tiempo que pasan utilizando pantallas. Es importante que se mantenga activo físicamente y que se relacione socialmente, por lo tanto, pasarse el día delante de la televisión, el ordenador o con los videojuegos no es aconsejable. 

Otra forma de ayudar a tu hijo es hacerle sentir seguro, estar atento a sus sentimientos, a su situación en la escuela, a reducir su estrés, etc. Además, no hay que olvidar lo importante que es contar con apoyo de psicólogos expertos en ansiedad y depresión. Un equipo como el de Aila Psicología puede ayudar a tu hijo a gestionar sus emociones, aprender a detectar cuándo está mal o siente ansiedad, y aprender todas las técnicas y recursos para afrontar dichas emociones.

Por último, los hijos pasan mucho tiempo en la escuela. Si tu hijo tiene depresión, hazlo saber al centro para que estén atentos por si detectan comportamientos o situaciones extraños. La depresión es un trastorno mental muy común, no hay que sentirse avergonzado por ello y contar con el apoyo de los docentes, además del apoyo familiar y terapéutico contribuirá a la mejora del niño. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + 4 =

Scroll al inicio
¿Necesitas ayuda?