síndrome de Burnout

¿Qué es el síndrome de Burnout? Causas, síntomas y tratamiento

Los meses de julio y agosto suelen ser de los más deseados para la mayoría de personas, entre otros motivos, por el cansancio y estrés acumulado a lo largo del año en el trabajo. Y es que por muy feliz que te haga tu profesión, el descanso es necesario, especialmente en aquellas personas que sufren el síndrome de Burnout

¿Has oído hablar de ello alguna vez? Quizás hayas leído algo por Internet o algún compañero te lo haya mencionado recientemente. Sin embargo, no es una tendencia recién aparecida. Ya en 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció el burnout como una enfermedad. Así, desde el 1 de enero de 2022, el síndrome de burnout forma parte de la Clasificación Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Conexos (CIE-11). 

¿Qué es el síndrome de Burnout?

Demos un salto en el tiempo para llegar a 1974 cuando el psiquiatra Herbert Freudenberg habló por primera vez del síndrome de burnout. El experto lo utilizaba para abordar aquellas situaciones en las que una persona percibe una discrepancia entre los esfuerzos que hace y lo que consigue en el ámbito profesional y que, consecuentemente, le lleva a sentir agotamiento emocional o falta de realización personal en el trabajo, entre otros síntomas. 

El mundo ha cambiado mucho desde 1974, pero los problemas del ámbito laboral permanecen. Profesiones muy demandantes, exigencias laborales inabarcables, un estrés en el trabajo permanente a lo largo del tiempo… En definitiva, el síndrome de burnout es hoy más habitual de lo que nos pueda parecer o de lo que nos gustaría.  

Conocido también como síndrome del trabajador quemado, estamos ante un padecimiento que implica cronificación del estrés laboral, agotamiento físico y mental, insatisfacción desde un punto de vista profesional, etc. 

¿Qué lo provoca?

En Aila Psicología siempre decimos que cada persona es un mundo y un mismo momento puede generar diferentes sensaciones. Por ejemplo, lo que a una persona le estresa, a otra puede que no. Por ello, el síndrome de burnout, muy ligado al estrés laboral, depende de cada persona, sus responsabilidades y como se siente en su faceta profesional. 

En cualquier caso, algunos autores han detectado que está más relacionado con aquellas profesiones en las que hay contacto directo con las personas y hay altas dosis de implicación y humanidad. Por ejemplo: médicos, enfermeros, psicólogos, etc. 

Más allá de la profesión, cómo decíamos, padecer o no el síndrome de burnout también está asociado a los niveles de estrés que una persona es capaz de asumir. Hoy en día, el estrés es una constante en nuestras vidas. 

En cuanto al estrés laboral en particular, se presenta cuando las demandas laborales que se nos achacan están por encima de la capacidad que tenemos para controlarlas. Aunque también hay que tener en cuenta otros factores como el hecho de que se produzca un desequilibrio entre un alto esfuerzo laboral (ya sea por horarios, responsabilidades, etc.) y una baja recompensa (en términos de reconocimiento, económicos, etc.).

Como conclusión, podemos afirmar que el entorno de trabajo y las condiciones laborales son los principales detonantes del síndrome de burnout. 

Síntomas y fases del síndrome de Burnout

Ya hemos mencionado brevemente algunos de los síntomas relacionados con el síndrome de Burnout como el estrés o la ansiedad. Sin embargo, también hay otros síntomas:

En muchas ocasiones, aunque el síndrome de burnout está relacionado con el ámbito laboral, sus consecuencias llegan a la vida personal con dificultad para dormir, aburrimiento, impaciencia, comunicación deficiente, poca o nula realización personal, etc.

Más allá de los síntomas, también es importante tener en cuenta que hay dos tipos de síndrome de trabajador quemado:

Activo

Cuando la persona trabajadora tiene una conducta asertiva y la situación está relacionada con elementos externos a la profesión. 

Pasivo

La persona afectada tiene sentimientos de apatía. Además, su estado está relacionado con factores psicosociales de tipo interno. 



Por otra parte, el burnout no es algo que suceda de la noche a la mañana y llegue tan pronto como se marcha. Es un proceso que suele desarrollarse poco a poco y de forma continua, de modo que podemos detectar cuatro fases en el síndrome de burnout:

  1. Entusiasmo
  2. Estancamiento
  3. Frustración
  4. Apatía

Conociendo los síntomas y las etapas del síndrome del trabajador quemado, sin duda será más fácil detectarlo. Aunque siempre es recomendable que de esto se encargue un profesional médico o psicólogo, se puede detectar teniendo en cuenta lo siguiente:

  • Es un proceso gradual. 
  • Dicho proceso no deja de ser una respuesta de defensa ante un estrés laboral crónico. 
  • Suelen ser personas idealistas con su profesión, con una visión utópica y de entrega solidaria. 
  • Está relacionado con trabajos y profesiones de ayuda, aunque no es exclusivo de este tipo de profesiones. 

Consecuencias

Ahora que ya conocemos qué es el síndrome del burnout, los síntomas, etapas y cómo detectarlo… Hablemos de las consecuencias para el individuo que lo padece. Entre las principales consecuencias para la salud podemos mencionar:

Pueden estar relacionados con los impulsos, ser alimentarios o incluso implicar agresividad. 

Ansiedad, depresión, baja autoestima, problemas de atención y concentración, etc

Cefaleas y migrañas, problemas de insomnio, cefaleas, migrañas, etc. 

Negación de la realidad, ironía, cinismo, frialdad, etc. 

¿Qué es el síndrome de Burnout

¿Cuál es el mejor tratamiento?

Para diagnosticar el síndrome del trabajador quemado se suelen utilizar un cuestionario desarrollado por Cristina Maslach en 1986 y ha demostrado su validez y confiabilidad. 

En relación al tratamiento, se suele realizar la terapia psicológica. Así, en Aila Psicología nos centramos en:

En algunos casos, además, si el afectado tiene depresión o ansiedad es posible que también se someta a un tratamiento farmacológico, preescrito por un profesional. 

3 consejos para prevenir el estrés laboral y el Síndrome de Burnout

Además de la psicoterapia, también se recomienda adoptar algunos consejos para prevenir el estrés en el trabajo, evitar que se cronifique y que acabe dando lugar al síndrome de Burnout. Son los siguientes:

  • Fomentar un buen ambiente laboral.
  • Poner un límite a las horas de trabajo y la agenda laboral
  • Utilizar técnicas de autocontrol emocional para reducir el malestar generado en el trabajo. Por ejemplo: técnicas de respiración, relajación y mindfulness.

Si después de leer este artículo sobre el síndrome de burnout, te has sentido identificado con alguno de los aspectos mencionados, solicita una cita con nuestro equipo de psicólogos expertos para poder ayudarte a volver a sentirte bien en tu faceta profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba
¿Necesitas ayuda?