Trastorno de estrés postraumático en niños

Trastorno de estrés postraumático en niños

El trastorno de estrés postraumático (TEPT) es un trastorno mental que suele producirse en personas que viven un hecho o evento traumático como puede ser un accidente, una guerra, etc. En este post del blog hablamos sobre este trastorno, las causas, tipos de afectados, etc, pero hoy queremos centrarnos en el trastorno de estrés postraumático en niños. 

Aunque este padecimiento tiene unos síntomas que suelen darse en cualquier tipo de personas, independientemente de su género, edad o sexo, es cierto que el TEPT puede resultar de mayor gravedad en los más pequeños en tanto que muchos todavía son muy jóvenes para poder entender sus emociones, lo que les está pasando, no saben gestionarlo, etc. 

Si echamos un vistazo a nuestro alrededor, es realmente fácil detectar en los últimos años hechos o sucesos que han provocado el trastorno de estrés postraumático en millones de niños y adultos. 

En algunos colectivos como los niños, por ejemplo, es posible detectar todavía secuelas de la pandemia del coronavirus que comenzó hace más de dos años. Más recientemente, la erupción del volcán de La Palma dejó a los niños de la isla sin escuela y, en muchas ocasiones, también sin hogar. 

Aún más recientemente, no podemos olvidarnos de los millones de niños que han abandonado sus hogares en Ucrania para evitar la guerra o siguen en el país pero viven en un clima de miedo, bombas, etc. El TEPT será tan solo uno de los trastornos de salud mental más inmediato que estarán viviendo, pero los más pequeños también tendrán que trabajar a largo plazo con psiquiatras y terapeutas para recuperarse del golpe emocional que supone vivir una guerra. 

Síntomas de estrés postraumático en niños

Como solemos decir en Aila, cada persona vive sus problemas de salud mental de una forma particular. Sin embargo, sí que podemos identificar toda una serie de síntomas de estrés postraumático en niños. Son los que mencionamos a continuación:

Estrés postraumático en niños

Características de estrés postraumático en niños

Aunque, como comentábamos, hay ciertos síntomas por los que pasan todas las personas que en algún momento sufren TEPT, es cierto que hay ciertas características de estrés postraumático en niños.

Por ejemplo, entre los más pequeños puede que sientan miedo y agresividad e incluso que se produzcan regresiones en su desarrollo. Por ejemplo, un niño con trastorno del estrés postraumático que ya no usara pañal y tuviera una actitud más independiente, es posible que tras el hecho traumático sea más dependiente de sus principales cuidadores y comiencen a orinarse en la cama nuevamente.  

Por otra parte, también es posible que su trauma se manifieste a través del juego.

La terapia es una de las herramientas más eficaces para tratar el trastorno por estrés traumático en niños o adultos. Así, los psicólogos especializados en trauma trabajamos desde una perspectiva integradora para tratar el trastorno de estrés postraumático.

Además de usar la palabra y hablar durante la terapia, con los niños también se suele jugar, realizar actividades relacionadas con relatos, dibujar o trabajar con la caja de arena. Además, al tratarse de menores, para que ellos se sientan más seguros uno de los progenitores suele estar presente durante la terapia y es que, tal y como se manifiesta en la teoría del apego, el rol de los principales cuidadores es muy importante en los primeros años de vida, pero lo es más que nunca para que el niño afronte y sea capaz de superar el trastorno por estrés traumático

¿Qué pueden hacer los padres para ayudar a los niños con TEPT?

Además de hacer terapia para superar este tipo de trastorno mental, los padres también pueden adoptar una serie de actitudes y comportamientos para contribuir al bienestar de sus hijos. Los consejos que solemos dar desde Aila Psicología son los siguientes:

Es importante ayudar a los niños a volver a sentirse seguros, lo que requiere más apoyo, más atención y consuelo durante cierto periodo de tiempo. 

Cuando percibas que tu hijo está más nervioso o alterado de lo habitual, ayúdale a relajarse realizando juntos respiraciones profundas. Inspirar contando hasta 3 y expirar contando hasta 5, le ayudará a relajarse. 

Lo que más relaja a los niños y lo que más disfrutan y necesitan es pasar tiempo con sus padres. En casos de TEPT es recomendable hacer más cosas juntos y que el niño disfrute, se ría, juegue, etc. Este tipo de actividades les ayudará a trabajar en su resiliencia y reducir el estrés y la ansiedad que suele generar el trastorno de estrés postraumático. 

Transmite seguridad y calma a tu hijo cuando se sienta alterado o con miedo. Debe saber que estarás siempre a su lado para ayudarle cuando lo necesite. 

Informa a su médico de cabecera y también a su profesor del trauma que ha experimentado tu hijo para que puedan ofrecerle apoyo o, en clase, por ejemplo, concederle más tiempo para hacer las tareas escolares, etc.

En definitiva, si bien el trastorno de estrés traumático en niños puede desaparecer solo, hacer terapia y la participación de los padres ayuda a los más pequeños a sentirse seguros y recibir apoyo y consuelo tanto por parte de sus progenitores como del especialista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 3 =

Scroll al inicio
Ir arriba
¿Necesitas ayuda?