trastorno bipolar

Descubriendo el trastorno bipolar: qué es, tipos, síntomas y causas

Hay algunas enfermedades de salud mental tan desconocidas por la mayoría de la población que a menudo caemos en comparaciones a todas luces inapropiadas. Por ejemplo, seguro que alguna vez, sin mala intención, has dicho, o quizás has escuchado, etiquetar a alguien como una “persona bipolar” simplemente porque ha cambiado de opinión respecto a un asunto o porque en un breve espacio de tiempo pasa por diferentes emociones o estados de ánimo.

Todos tenemos altibajos emocionales en algún momento de nuestras vidas, pero comparar y reducir el trastorno de bipolaridad a un momento o situación concreta demuestra un auténtico desconocimiento y falta de sensibilidad por las personas que padecen este trastorno de salud mental. Por eso, para conocer más en profundidad el trastorno de bipolaridad, qué es, sus síntomas y causas o cuál es el mejor tratamiento, pero también para acabar con el desconocimiento y la ignorancia sobre esta enfermedad, te recomendamos seguir leyendo este post.

¿Qué es el trastorno bipolar?

El trastorno bipolar es una enfermedad mental relacionada con el estado de ánimo de la persona que lo padece

Se trata de un padecimiento que provoca cambios extremos en el estado de ánimo, desde momentos de euforia, energía extrema e irritabilidad (episodios de manía o hipomanía) hasta momentos de gran tristeza o pérdida de interés general por la vida (episodios depresivos). Cuando la persona manifiesta tanto altos como bajos emocionales hablamos de episodios mixtos. 

Entre los diferentes episodios la persona afectada por bipolaridad puede tener un estado de ánimo “normal”, conocido como estado eutímico. 

Una de las características del trastorno bipolar está relacionada con el hecho de que estos cambios en el estado de ánimo no se producen un número determinado de veces, sino que puede ocurrir en ocasiones muy concretas y puntuales o suceder con cierta frecuencia, varios momentos al año. Al mismo tiempo, puede que las personas con trastorno de bipolaridad tengan síntomas o no. 

En cualquier caso, el diagnóstico de trastorno bipolar es para toda la vida. Se trata de un problema de salud mental que no desaparecerá pero que, con psicoterapia, se puede controlar gracias a un tratamiento.

Si bien, como decíamos, el trastorno de bipolaridad está ligado al estado de ánimo, hay que tener en cuenta que tiene un importante efecto en la persona ya que los altibajos emocionales extremos hacen que cambie su comportamiento o que trastoque su energía y actividad, aunque siempre dependerá de cada persona.

Lo más habitual es que los primeros síntomas de trastorno bipolar se presenten durante la adolescencia (en los últimos años) o al comenzar la edad adulta, aunque también es posible detectar síntomas en niños, aunque es menos frecuente. Además, si bien los síntomas y los episodios de bipolaridad van y vienen a lo largo del tiempo, es un trastorno crónico, es decir, requiere tratamiento de por vida. Y es que en muchas ocasiones puede desencadenar desde el suicidio hasta problemas laborales o familiares

Antiguamente el trastorno bipolar era conocido como enfermedad maníaco-depresiva.  

Tipos de trastorno bipolar

Existen tres tipos de trastorno bipolar: trastorno bipolar I, trastorno bipolar II y trastorno ciclotímico.

Cada uno de ellos provoca diferentes cambios tanto en el estado de ánimo como de energía y actividad de la persona bipolar, que puede experimentar desde emociones de euforia, optimismo, vitalidad y mayor energía o actividad hasta una profunda tristeza y desesperanza.

  • La persona bipolar sufre episodios depresivos pero al menos un fuerte episodio maníaco que le impide hacer vida normal o que le provocan delirios e incluso puede necesitar atención hospitalaria. 
  • Los episodios maníacos duran aproximadamente una semana y los depresivos al menos dos. 
  • En personas con este tipo de trastorno bipolar también pueden darse episodios mixtos.  

Los episodios depresivos son predominantes, aunque también puede darle al menos uno de manía aunque de tipo leve, no grave (hipomanía).

  • Hablamos de este tipo de trastorno de bipolaridad cuando la persona presenta varios episodios que son más leves que un trastorno bipolar pero es similar aunque no llega a cumplir con los criterios de los otros tipos de bipolaridad mencionados. 
  • Se producen episodios de hipomanía o depresivos, pero de forma leve y con menos intensidad que lo que suele considerarse habitual en los trastornos I y II. 
  • Estos síntomas suelen tener lugar durante aproximadamente dos años en personas adultas y un año en niños o adolescentes.

Causas u orígenes del trastorno bipolar

Existen ciertas enfermedades de salud mental, tales como el trastorno bipolar, que todavía son una ecuación sin solución para el mundo de los investigadores y científicos. 

Se desconoce la causa exacta que provoca el trastorno de bipolaridad, sin embargo, se sabe que influyen todo tipo de factores: desde la genética, hasta la función del cerebro o el ambiente.

 En este sentido, se ha estudiado la posibilidad de que la bipolaridad sea hereditaria. De hecho, muchas investigaciones así lo sugieren en tanto que hay personas con cierta genética más propensas a desarrollar un trastorno de bipolaridad. Sin embargo, no hay un único gen que pueda originar este tipo de trastorno sino que, como indicamos, pueden ser diversos factores.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas del trastorno bipolar pueden ser diferentes en función de la persona que los padezca y del tipo de trastorno bipolar. Así, una persona que sufre un episodio maníaco puede sentirse muy eufórica, optimista o tener muy mal genio, estar irritable, dormir mal, tener pensamientos rápidos, sentir inquietud… De no ser tratados, estos síntomas podrían durar hasta tres meses. 

Los síntomas que caracterizan el trastorno bipolar II, es decir, depresivo, son la tristeza, sentir desesperanza, dormir mal, tener poca energía, culpabilidad, impotencia, etc. 

En el caso de los episodios mixtos, se pueden presentar tantos síntomas propios de los episodios maníacos como los depresivos. En cualquier caso, los síntomas pueden ser más leves y entonces hablamos de hipomanía, caracterizada por tener buenas sensaciones pero que quizás nuestro entorno sí que note cambios en el estado de ánimo y la actividad. 

Tratamiento para bipolaridad: ayuda psicológica

Aunque no existe cura para esta enfermedad de salud mental, la forma más habitual de tratarla es con medicamentos y psicoterapia. 

La ayuda de profesionales de la psicología puede ayudar a las personas con trastorno de bipolaridad a reconocer y cambiar emociones, pensamientos o comportamientos relacionados con su trastorno y que pueden ser preocupantes, además de ayudarle a sentirse mejor y gestionar con más facilidad las actividades del día a día. 

En personas con trastorno bipolar también puede resultar interesante hacer terapia grupal para comprender su trastorno y las consecuencias que provoca. En este sentido, la terapia en grupo para personas con trastorno bipolar también es recomendable para sus familiares o pareja. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 11 =

Scroll al inicio
¿Necesitas ayuda?