6 tipos de trastornos de ansiedad

6 Tipos de Trastornos de Ansiedad

En una entrevista de trabajo, horas antes del examen de conducir, tras un accidente o en un episodio angustioso e inesperado… Todos sentimos ansiedad en algún momento de nuestras vidas porque la ansiedad es una experiencia normal. Se trata de un estado emocional, no placentero, que provoca nerviosismo, preocupación y otra sintomatología común ya que existen diferentes tipos de trastornos de ansiedad.

¿Qué es el trastorno de ansiedad?

Aunque sufrir ansiedad no es agradable, se trata de una emoción que es necesaria en determinados momentos como, por ejemplo, antes de un examen o, en el caso de los actores, justo antes de empezar una obra en el teatro. Esos nervios, esa ansiedad previa nos ayuda a focalizar y centrarnos más en lo que tenemos que hacer.

Cuando la ansiedad que sienten muchas personas es constante en el tiempo o deja de ser leve y momentánea, se considera que estamos ante un trastorno de ansiedad porque deja de ser adaptativa y provoca en la persona que la padece una angustia y un malestar que repercute en su salud mental, en su bienestar y en la vida cotidiana. Son personas que sienten miedo y preocupación de forma intensa y excesiva, incluso en situación del día a día.

Niveles de ansiedad

En España, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas, cinco de cada 10 personas está diagnosticada con trastorno de ansiedad. Sin embargo, es importante destacar que, además de existir diferentes tipos de trastornos de ansiedad, también hay diferentes niveles o umbrales:

 Se produce ante una situación de alerta, en momentos de tensión de la vida cotidiana. Es un tipo de ansiedad adaptativa que nos ayuda a aprender y que también propicia la creatividad.

Disminuye el campo de percepción de la persona porque se bloquea, centrándose exclusivamente en sus preocupaciones más inmediatas. Sin embargo, si se concentra puede reconducir esta situación. 

En este caso el campo perceptivo se reduce de forma mucho más significativa ya que en este nivel de ansiedad la persona solo es capaz de centrarse en detalles específicos, sin poder pensar en otra cosa. El objetivo en estos casos es aliviar la ansiedad.

Es el nivel más elevado de ansiedad. La persona siente miedo y terror, se queda bloqueada y es incapaz de realizar alguna actividad.

Los trastornos de ansiedad más frecuentes

La ansiedad es un sentimiento común pero dependiendo de su duración, contexto, nivel, causa, etc nos encontramos con que existen diferentes tipos de trastornos de ansiedad. A continuación mencionamos los más frecuentes y otros más desconocidos pero que también suelen tratarse en terapia con adultos.

Las personas con agorafobia sienten un miedo muy intenso y constante cuando están ante otras personas. Temen lugares o situaciones porque sienten que será difícil escapar o recibir ayuda si sienten angustia. También puede ser que sientan miedo de que la gente les juzgue de forma negativa y puedan ser humillados o avergonzados. A menudo son personas con una autoestima baja, que se sienten inferiores. En otras ocasiones, se trata de una ansiedad que se produce en momentos concretos como, por ejemplo, hablar en público

El trastorno de ansiedad generalizada provoca ansiedad y preocupación excesiva y de forma persistente. Son personas que sienten ansiedad a diario, ante ciertos eventos o actividades o incluso en momentos cotidianos. Su preocupación suele ser excesiva y hace que se sientan inquietas, nerviosas. Es posible que también tengan problemas de concentración, para dormir y relajarse o se sientan irritables. 

 

Por otra parte, cabe destacar que existen trastornos de ansiedad asociados a momentos o situaciones concretas como, por ejemplo, el trastorno de ansiedad debido a una enfermedad, el trastorno de ansiedad por separación (sucede en la niñez), o el trastorno de ansiedad inducido por el consumo de sustancias como drogas, medicamentos, etc.

Este tipo de trastorno, tal y como su propio nombre nos indica, provoca ataques de pánico. Es decir, la persona que sufre trastorno de pánico siente un terror repentino aunque no haya ningún peligro real. Sus pulsaciones se aceleran, sienten dolor en el pecho y les cuesta respirar. A veces también pueden sentirse débiles o tener mareos, escalofríos, sudor, manos entumecidas o incluso tener la sensación de que van a morir… Es un trastorno más habitual en mujeres. 

El TOC es un trastorno relacionado con obsesiones o compulsiones que suelen ser perturbadoras y frecuentes. La obsesión dependerá de cada persona pero puede ser desde miedo a lastimarse hasta miedo a los gérmenes pasando por estar preocupados por la simetría o tener la necesidad constante de contar o tocar objetos. 

 

La persona con TOC tiene una obsesión muy elevada con pensamientos que afectan a la vida diaria. Por ejemplo, si piensa obsesivamente que van a entrar a robar a su casa, tal vez eche la llave compulsivamente, comprobando repetidamente que está bien cerrada. Por ejemplo, puede tener miedo a subir con un desconocido en el ascensor por si le roba y tal vez cierre la puerta del ascensor con rapidez para subir sola porque siente mucho miedo. 

Cuando una persona siente un miedo muy intenso o incluso una aversión por algún objetio o situacion… tiene una fobia. Se trata de un temor exagerado, en muchas ocasiones irracional y que a menudo la persona con fobia intenta evitar. Entre las fobias más populares está el miedo a las alturas, a los animales o, por ejemplo, a las inyecciones. En las ocasiones más graves, la fobia puede llegar a provocar ataques de pánico.

El TEPT se produce en personas que han presenciado o vivido un sucedo o evento traumático com una guerra, un abuso sexual o una catástrofe natural como la erupción del volcán en La Palma. 

Este tipo de trastorno puede causar problemas para dormir, pesadillas, sensación de soledad, preocupación y también recuerdos involuntarios.

trastorno de ansiedad

¿Cómo tratar los trastornos de ansiedad?

Si detectas síntomas de trastorno de ansiedad, el paso más inmediato, especialmente si la ansiedad es muy elevada, es intentar aliviarla con la respiración. Intenta respirar lentamente y de forma profunda.

Aunque el tratamiento dependerá del tipo de trastorno de ansiedad y la situación en que se encuentra cada persona, para aliviar el miedo y la ansiedad o las preocupaciones, lo más habitual es hacer terapia. 

En nuestro gabinete de psicología Online ayudamos a las personas con todo tipo de trastornos de ansiedad a identificar los síntomas, reconducir los pensamientos o emociones que provoca la ansiedad y desarrollar habilidades y recursos para aliviar la ansiedad. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + 7 =

Scroll al inicio
¿Necesitas ayuda?