Diferencia entre estrés y ansiedad

No, estrés y ansiedad no son lo mismo

“No me da la vida”, “no tengo tiempo”, “voy a tope”, “no puedo más”. Son expresiones muy habituales y presentes en el día a día de más personas de las que pensamos. El trabajo, los estudios, las responsabilidades familiares, el gimnasio, nuestras expectativas… En la actualidad vivimos tan acelerados y con tantas cosas por hacer que es muy común sufrir estrés o ansiedad. Pero… ¿sabes cuál es la diferencia entre ambas patologías?

5 diferencias entre el estrés y la ansiedad

Aunque en muchas ocasiones estrés y ansiedad van de la mano, la realidad es que no son sinónimos. Se trata de patologías distintas y que podemos diferenciar teniendo en cuenta diferentes aspectos como su origen, las emociones que provocan, su duración, intensidad y gravedad…

Si crees que padeces estrés o ansiedad, pero no sabes distinguirlos, quizás este artículo te sirva de ayuda.

En primer lugar, el origen del estrés es una situación concreta, un momento en el que la persona se siente superada porque no es capaz de hacer frente a esa situación. Por ejemplo, un estudiante que siente que va a suspender el examen de conducir porque cree que se le da mal conducir o un padre que va a llegar tarde a buscar a su hijo al colegio y no hay nadie que lo espere ni ha podido avisar. Son situaciones de estrés porque la persona siente que no dispone de los recursos básicos para afrontar una situación puntual y concreta.  

El origen de la ansiedad, sin embargo, es mucho más difícil de detectar puesto que es más ambiguo. Puede aparecer tras una situación de alerta y estar relacionada con el miedo y la preocupación, por ejemplo, una persona que siente ansiedad porque acaba de tener un accidente de coche. Pero, en muchas ocasiones las personas que sienten ansiedad no saben el origen de ese malestar y esas emociones.

El estrés es una consecuencia provocada por factores externos. Se trata de una preocupación asociada a estímulos o situaciones externas que desbordan a la persona. 

Si hablamos de la ansiedad, está relacionada con emociones internas como la angustia, el miedo, o pensamientos que nos plantean el peor de los escenarios. A menudo, la persona con ansiedad también se anticipa constantemente a situaciones negativas que quizás nunca se sucederán. 

El espacio temporal es otra de las grandes diferencias entre estrés y ansiedad. Como decíamos, el estrés se produce en el momento presente, como consecuencia de un estímulo externo que lo provoca. Por lo tanto, una vez ese estímulo desaparece, el estrés también lo hace. Por ejemplo, la situación de estrés ante un examen desaparece una vez que lo has entregado. Es decir, la persona vuelve a su estado psicológico y fisiológico habitual. 

También existen personas que sufren un estrés prolongado en el tiempo o incluso crónico. Es el caso, por ejemplo, de una persona con dificultades económicas para pagar la hipoteca cada mes. El estresor desencadenante aparece mensualmente y, por lo tanto, el estrés se cronifica en tanto que esa situación se repite mes a mes. 

En el caso de la ansiedad, su duración suele espaciarse en el tiempo ya que no se debe exclusivamente a un desencadenante externo sino que está relacionada con las emociones y pensamientos de la persona, es decir, con construcción interna de la realidad que hace la persona. 

 

El trastorno de ansiedad es más persistente que el estrés. De alguna manera, va más allá del presente y se sitúa también en el futuro porque la persona siente miedo y suele anticiparse y tener pensamientos negativos de una forma irracional. Y es que estamos ante una patología mental de más gravedad que el estrés y que puede presentarse de diferentes formas: ataque de pánico, trastorno de ansiedad generalizada, TOC, etc.  

Los síntomas del estrés están relacionados con la importancia e intensidad del factor estresante. Por ello, puede incluir desde síntomas como dolor de cabeza o tensión muscular hasta ansiedad, fatiga, problemas de sueño, etc. En cualquier caso, estos síntomas desaparecen cuando finaliza la situación de estrés. 

Los síntomas más comunes en las personas que sufren ansiedad son sensación de nerviosismo, sensación de peligro o pánico, presión en el pecho y palpitaciones, respiración acelerada, sudoración, temblores, problemas para concentrarse o conciliar el sueño, dificultad para controlar las preocupaciones, etc. 

Por último, es importante destacar que aunque ansiedad y estrés no son lo mismo, sí que existe una influencia entre ambas patologías en tanto que el estrés produce ansiedad, pero la persona con ansiedad no tiene porqué sufrir estrés.

Por todo lo mencionado hasta este momento, es evidente que estrés y ansiedad requieren tratamientos diferentes y que, en el caso de la ansiedad, solucionar el estrés no implica cerrar la puerta a la ansiedad. 

Lo más habitual para tratar el estrés es aprender a desarrollar estrategias que ayuden a las personas que lo padecen a hacer frente a los momentos de estrés o compensar esas situaciones con actividades de relajación que nos ayuden a reducir la tensión. Por ejemplo: hacer yoga o meditación, tomarse unos días de vacaciones, etc. 

La ansiedad, en tanto que es una patología mental más compleja, ambigua, grave y persistente en el tiempo, requiere otro tipo de tratamiento. En este caso, no es suficiente lidiar con el factor que provoca la ansiedad o con averiguarlo para afrontarlo. Por ello lo más recomendable es hacer terapia psicológica para profundizar en el trastorno, intentar averiguar qué lo desencadena y aprender las técnicas y herramientas necesarias para afrontar episodios de ansiedad. 

Para las personas con trastornos de ansiedad las actividades relajantes o hacer ejercicio físico también puede ser útil. 

2 comentarios en “No, estrés y ansiedad no son lo mismo”

  1. Pingback: ¿Cómo ayudar a una persona con depresión? | Aila Psicología

  2. Pingback: Descubrir las Causas de la Ansiedad y Cómo Reconocerlas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 14 =

Scroll al inicio
¿Necesitas ayuda?