teléfono de prevención del suicidio 024

Lo que necesitas sobre el teléfono de prevención del suicidio (024)

Los años de pandemia han sido difíciles, pero si intentamos mirar desde el prisma del positivismo, podemos decir que hay una cosa muy buena: cada vez hay más concienciación sobre la importancia de cuidar la salud mental. Temas como la depresión, la ansiedad o el suicidio eran tabú hasta no hace tanto. Pero eso está cambiando. Y es algo bueno. Muy bueno.

El suicidio ya no es un tema tabú

Si echamos la vista atrás, nos sobran dedos de una mano para contar cuántas veces solía hablarse del suicidio en los medios de comunicación. Era un tema tabú. Se silenciaba bajo el pretexto de que no hablar del suicido evitaba que más personas decidieran acabar con su vida. 

Poco a poco, se está acabando con este mito. De hecho, en mayo de 2022 todos los medios se hicieron eco de una noticia muy importante: el lanzamiento de la línea 024 para de atención a las conductas suicidas. 

Para el ciudadano de a pie puede que sea un teléfono de ayuda más, pero la realidad es que es una medida muy reclamada por los especialistas desde hace tiempo. Y así lo demuestran las cifras. El primer día de funcionamiento del 024, gestionado por Cruz Roja, se atendieron cerca de un millar de llamadas. 

Un millar de llamadas. Un millar de personas que pasaron entre 25 y 30 minutos hablando sobre sus tendencias suicidas. Muchas de ellas se derivaron al servicio de emergencias 112 para actuar de forma inmediata. 

Este desproporcionado, pero real, volumen de llamadas no fue cuestión del primer día. Desde que el Gobierno de España activara esta línea de ayuda a diario reciben cerca de 600 y 700 llamadas, aunque se reducen poco a poco, lo que es un buen síntoma de que el 024 está sirviendo de ayuda para muchas personas en nuestro país.

¿Cómo funciona el 024?

Llamar al 024 es muy sencillo. Puede hacerse desde cualquier tipo de teléfono. Además, es un teléfono:

La puesta en marcha de esta línea de ayuda y prevención del suicidio es una prueba fehaciente de que el suicidio se ha convertido en un problema de salud pública y por ello es necesario ofrecer este tipo de servicios, accesible para cualquier ciudadano. Gracias al 024, es posible detectar de forma precoz posibles casos de conducta suicida. Además, también sirve para ayudar a familiares y allegados que detectan este tipo de situaciones en familiares o amigos, pero no saben cómo actuar. 

Detrás del 024, atendido por Cruz Roja, hay un equipo multidisciplinar de especialistas que atienden las llamadas por la mañana, la tarde y la noche y que están especializados en conducta suicida, pudiendo responder de forma personalizada e individual a la persona que atienden por teléfono.

Formas de prevención del suicidio

La comunicación no lo es todo, pero muchas veces hablar con otras personas, que nos escuchen y nos ayuden es la mejor forma de prevenir problemas de salud mental, también en el caso del suicidio, una situación compleja y vital para las personas que sienten o piensan en poner punto y final a sus vidas. Así que… hablemos del suicidio y de otras formas de prevención más allá de la terapia psicológica o las llamadas al teléfono de prevención del suicidio 024. 

Hablar del suicidio ayuda a prevenir muertes

Una de los reclamos que durante años ha salido de boca de todo tipo de expertos en la prevención del suicidio (psicólogos, familiares, supervivientes e incluso políticos) es la necesidad de hablar de ello. 

El suicidio no puede ser un tema tabú o invisibilizado por el medio a que más personas se quiten la vida por escuchar hablar de ello. Al contrario, visibilizar el suicidio y hablar de ello es fundamental para que las palabras o pensamientos suicidas no se conviertan en un hecho real e imposible de solucionar. 

En definitiva, si tienes pensamientos suicidas o conoces a alguien que esté pasando por esta compleja situación vital, llama al 024 o contacta con psicólogos expertos para hacer terapia. Hablar es el primer paso para sentirse mejor. 

Terapia psicológica para prevenir el suicidio

Desmontando mitos sobre el suicidio

Ya hemos dicho que uno de los grandes mitos relacionados con el suicidio es pensar que hablar de ello o sensibilizar al respecto es un riesgo y puede provocar un “efecto llamada”. Pero hay otros mitos, aún más preocupantes e ignorantes que también hay que desmontar: 

  1. No, una persona que quiere o intenta suicidarse (o lo hace), no quiere llamar la atención. Es una forma de manifestar el sufrimiento y desesperación. 
  2. No es cierto que las personas con conductas suicidas no avisen de que quieran poner fin a su vida. Al contrario, muchas sí que lo hacen de alguna forma. El problema es que el desconocimiento entorno al suicidio hace que a veces no nos percatemos de ello o, mucho peor, no nos lo creamos. O no queramos creerlo. Si alguien manifiesta claramente la intención de acabar con su vida, tómatelo en serio. 
  3. Las personas que se suicidan o que tienen conductas suicidas ni son valientes ni son egoístas por hacerlo. Estos pensamientos están relacionados con un alto grado de sufrimiento que se torna insoportable. 
  4. El suicidio no se puede prevenir. ¡MENTIRA! Claro que se puede, pero para ello hay que disponer de recursos como el teléfono de atención al suicidio 024 o la terapia psicológica. También es importante estar atentos y pedir ayuda si se detectan conductas suicidas. 

Terapia psicológica para prevenir el suicidio

Igual que sucede con la mayoría de problemas de salud mental, el primer paso para superarlo es hablar de ello. La depresión o la ansiedad se pueden tratar con terapia psicológica, y las conductas suicidas, también. 

En muchas ocasiones, por miedo, sentimiento de culpa o vergüenza, las personas con pensamientos suicidas no hablan de ello con nadie de su entorno ni piden ayuda. Van acumulando sufrimiento y dolor en su interior hasta que simplemente… un día ya no lo pueden soportar más. 

El teléfono de atención al suicidio 024 es un muy buen primer paso para prevenir el suicido. El hecho de ser anónimo y accesible facilita que muchas personas hablen de ello porque se sienten más seguras al no verse expuestas de forma directa, en persona, sobre ello. 

Sin embargo, la atención a las personas con conductas suicidas no puede quedar únicamente en una llamada telefónica de 30 minutos. 

Una persona que quiere poner fin a su vida, como decíamos, experimenta un gran sufrimiento y la mejor forma de hacer frente a dicho sufrimiento es hablar sobre ello, detectar su origen, tener herramientas para poner freno a esos pensamientos. Para ello, hacer terapia psicológica con un experto es fundamental porque la persona afectada se sentirá acompañada, se dará cuenta de que es posible sentirse mejor y, en definitiva, tendrá más esperanza. 

El suicidio: una realidad y un problema en España

Las cifras son realmente alarmantes. ¿Sabías que el suicidio es la primera causa de muerte entre los jóvenes en España? Muchos ya conocíamos estos datos o similares. Sin embargo, ha hecho falta una pandemia mundial para que los problemas de salud mental en general y el suicidio en particular salten a la palestra y reciban la atención que merecen y que necesitan. 

En 2020, 3.941 de entre 14 y 29 años se suicidaron. Fue la cifra más alta en nuestro país desde que se comenzaron a registrar los casos de suicidio en 1906. De hecho, hace ya bastantes décadas que el suicidio es la primera causa de muerte no natural en España. 

Estas cifras ponen de manifiesto la necesidad de que existiera desde hace tiempo un teléfono de atención al suicidio como el 024. Hasta que en mayo se pusiera en marcha esta línea de ayuda telefónica, en España únicamente existían iniciativas privadas o sin ánimo de lucro para escuchar a las personas con ideas de poner fin a su vida. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 7 =

Scroll al inicio
¿Necesitas ayuda?